Todavía me sorprende a estas a alturas lo inconscientes que somos del poder y efecto que tienen las historias sobre nosotros. La sencilla magia imperceptible en el mensaje de una imagen o una palabra o en el final de una narración que puede dar origen a un nuevo comienzo. Así se concibe en los Premios Emmy 2020. En su 72ª edición se dio el merecido reconocimiento y visibilidad al contenido televisivo. No obstante, este año se ha realizado la celebración de forma virtual debido a las prevenciones por el COVID-19. De este modo las estrellas siguieron la gala desde la comodidad de sus hogares, por lo que algunos aparecieron incluso en pijama o vaqueros, aunque también hubo llamativos looks que apreciar.

 

los-7-mejores-momentos-de-los-emmy-2020-del-fuego-en-el-escenario-al-reencuentro-de-039-friends-039

 

Entre los premios a destacar, en el género dramático Succesion fue la rotunda vencedora con el premio a mejor serie de drama, mejor dirección drama a Andrij Parekh y Jesse Armstrong, mejor actor principal a Jeremy Strong, mejor actriz invitada Cherry Jones y mejor guión. En cuanto al género cómico, la gran ganadora fue Shitt’s Creek con el premio a mejor serie de comedia, mejor actor para Eugene Levy, mejor actriz a Catherine O’hara, mejor actriz de reparto Annie Murphy y varios premios a Daniel Levy por mejor actor de reparto, mejor dirección y mejor guión de comedia. También, Whatchmen con premios por mejor miniserie, mejor actriz a Regina King, mejor actor de reparto a Yahya Abdul-Mateen II y mejor guión a Damon Lindelof y Cord Jefferson. Así como mejor actriz de reparto de miniserie a Uzo Aduba por Mrs. América.

 

z

 

La gran protagonista fue Zendaya, quien lucía un conjunto de dos piezas con un top de cristales y perlas y una falda larga con estampado maxi de lunares en blanco y negro de Giorgio Armani y joyas de Bulgari. Con veinticuatro años, Zendaya se convirtió en la actriz más joven en la historia de los Emmy en conseguir el premio a mejor actriz principal de serie dramática por Euphoria.

 

fire

 

Por su parte, Jennifer Aniston presentó los premios junto a Jimmy Kimpe en un discreto vestido largo negro. Aniston no solo garantizó la seguridad de la gala a manos de un extintor, sino que recordó el valor de las buenas series televisivas que dejan mella en el público. Así fue cuando al final de la retransmisión la actriz ya no se encontraba en la sala, sino que estaba en su salón en compañía de sus compañeras Lisa Kudrow y Courteney Cox alegando que ellas nunca habían dejado de vivir juntas. Sin duda, resulta curioso pensar en la unión que puede llegar a crear una simple pantalla de televisión.

 

freinds

Celia Margelí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *