Resulta curioso pensar en el ciclo vital de las emociones pasionales. Al inicio nuestros instintos más incandescentes se crean a altas temperaturas para después progresar hacia una calma más refrescante que nos da control.

Parece que todo lo que tiene valor nace del fuego. Así sucede también con las joyas, esas piezas de lujo provenientes de la fundición de metales que han de dejarse enfriar para poder trabajarlas hasta conseguir un resultado de excelencia.

 

fundición

 

La joyería no solo aporta un toque brillo a nuestra apariencia, sino que puede llegar a cambiar por completo un outfit en principio más bien simple. Para conseguir una combinación más elaborada a veces solo necesitamos el accesorio ideal que cree una imagen totalmente distinta.

 

pulseras

 

En esta temporada destacan las medidas XL, los collares de eslabones y los pendientes de variados tipos como los de conchas. Sin duda, la atención se centra en estos complementos, cuyos precios tienden a ser algo inferiores a los de las colecciones de lujo de ropa. Se reinventan las estructuras que extrapolan los límites clásicos decantándose por el maximalismo y la diversidad de diseños desorbitados y alternativos.

 

Schiaparelli+Spring+2020+Details+DzxnQn7wZnpl

 

En cuanto a las joyas de medidas XL, se deja de lado el minimalismo con el arraigo de la monumentalidad en las formas adoptadas por pendientes, collares y brazaletes como los avistados en los diseños de Chanel o la alta costura de Shiaparelli con piezas que desdibujan sus límites y que recuerdan a armaduras o esculturas.

 

colgantes

 

Los collares de eslabones gruesos vienen pisando con fuerza. Fueron los grandes protagonistas de los desfiles de Bottega Veneta y JW Anderson. Por su parte, Sacai escoge una extensión acortada a modo de choker al más estilo grunge de la década de los noventa con superposiciones y acumulación de collares. La multiplicación de colgantes crea un efecto babero que estéticamente aporta volumen.

 

conchas

 

Respecto a los pendientes más llamativos, las conchas aparecen en multitud de pasarelas recobrando las corrientes de los dos mil. Es evidente que Prada es la gran responsable de esta tendencia. También vemos pendientes gigantescos entre los desfiles de Balenciaga mostrando el logo de la casa en diseños planos. Oscar de la Renta usa formas algo más moderadas reformando los clásicos pendientes de oro. Así pues, los pendientes metálicos largos son otra de las opciones escogidas en tonos dorados vintage.

Atesoramos aquellas piezas de joyería que suponen una elección segura entre nuestros looks. Es por eso que una joya más que un gasto se puede considerar como una buena inversión.

Celia Margelí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *